El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
SU  UTILIZACIÓN  EN  MEDICINA  ESTÉTICA

El fango termal está formado por la mezcla de agua mineral con un fondo marino de componente sólido, resultante de procesos geológicos. Tiene consistencia, elevada viscosidad y se utiliza generalmente a una temperatura entre los 38 – 45 °, en forma de baños, o bien, directamente sobre la piel en forma de emplasto, cubriendo la superficie corporal a tratar.

Desde tiempos inmemoriales los lodos minero-medicinales , que al principio no tenían este nombre , sino sencillamente lodos , barros , fangos y otros que no hacían referencia a su propiedad medicinal , pero que eran usados pues se sabía , por transmisión de generación en generación, que podían aliviar algunos padecimientos , fundamentalmente relacionados con las afecciones de la piel y las osteomusculares , las cuales se relacionan con la belleza del ser humano , pues una piel tersa y sin manchas es más bella que aquella que no tiene estas características .

El fango termal posee excelentes propiedades de conductivilidad y retención de calor; por lo que favorece  la dilatación de los vasos sanguíneos, la sudoración y la eliminación de toxinas, y por ende, activa la microcirculación sanguínea, acelera la renovación celular y revitaliza la piel.

Nuestra piel es un órgano vital muy importante, es un pulmón a través del cual nuestro cuerpo elimina gran parte de los desechos que la sangre transporta hacia los poros. Además de eliminar los desechos, es capaz de absorber los elementos nutritivos de los compuestos especiales. La superficie externa de la piel está constituida por células muertas que no deben ser cubiertas con suciedad, ni cremas ni aceites que impidan el proceso de eliminación de dichas células. De ahí la importancia de la fangoterapia, que propicia la eliminación de las células muertas y la penetración de  los oligoelementos presentes en los fangos termales.

El fango termal es un compuesto de sales minerales (azufre, magnesio, potasio, sodio, calcio, yodo, bromo, litio) hidrosolubles, llevado a cabo por la naturaleza, sin intervención del hombre. Tiene un valor nutritivo y una excelente gama de sales minerales de fácil absorción para nuestra piel, según sus propias necesidades.

No contiene sustancias químicas nocivas ni irritantes, por lo que puede ser usado aun en las zonas más delicadas del cuerpo .También mantiene o devuelve el clásico color rosado de una piel suave, lisa y sana.

La terapia con fango termal está indicada en cualquier tipo de celulitis : infiltrada , blanda , dura o compacta o edematosa ; incluso en las formas mixtas de celulitis ; además de ser un tratamiento ideal para pieles deshidratadas, deterioradas o con mal aspecto, por envejecimiento prematuro , debido a diversos factores como mala nutrición , consumo de alcohol , hábitos tabáquicos , posturas inadecuadas y trastornos endocrinos, entre otros .

El tratamiento con fango termal permite unir a la técnica de la estimulación de la sudoración, la transmineralización, es  decir la transferencia y acción de los oligoelementos del fango al cuerpo humano; por lo tanto se produce una mejora de la epidermis; la hidratación aumenta y en el caso particular de la celulitis el efecto visual de “piel de naranja“ se reduce , al favorecerse el drenaje y la activación del metabolismo graso a nivel local .

Como conclusión diré que en muchos casos la terapia con fango termal es experimentar la sensación de un tratamiento natural y percibir un beneficio energético y vital.


TRATAMIENTOS